La importancia del Diseño de Tienda / Store Layout

Mujer viendo plano de tienda
Compártelo...

El diseño de la tienda es una estrategia fundamental en el comercio minorista. No sólo es crearla para ser bonita, sino que es clave para el éxito de la tienda. A través de un buen diseño de tienda tu como minorista influyes en el comportamiento de los clientes al diseñar el flujo de la tienda, la ubicación de la mercancía y el ambiente. Además, te permite conocer y aprovechar el espacio para incrementar los ingresos por metro cuadrado en la tienda. 

El diseño de la tienda se establece mediante planos del local comercial, donde se representan la estructura, el mobiliario, elementos adicionales y al cual se dedica mucho tiempo, esfuerzo y mano de obra para ofrecer las características clave de un buen diseño de tienda.

A continuación te mostramos los aspectos de por qué es importante contar con el diseño de tienda:

Predice el comportamiento del consumidor

Una razón de la importancia del diseño de la tienda es que el flujo del diseño de una tienda determina cómo compran los clientes. Cuanto más sea el recorrido de un cliente en una tienda, es más probable que compre; por lo tanto, el objetivo es que siga comprando por más tiempo. La ubicación del mobiliario, la ubicación de las categorías de productos, así como entradas, escaleras mecánicas (si aplican), entre otros, afectan el flujo de personas en la tienda. 

Por ejemplo, en el caso de las farmacias se estila colocar el área de Rx o de medicamentos con prescripción al final para que el cliente tenga que atravesar el local y llegar al mostrador. También, ocurre en las tiendas de alimentos, se ubican los productos de primera necesidad como leche o huevos en la parte trasera de la tienda. Asimismo, en las tiendas por departamento se ponen los artículos de niños en el piso superior para que los padres vean las otras secciones mientras caminan hacia allá.

Maximiza la superficie cuadrada

Una tienda gana más dinero cuando maximiza las ventas por metro cuadrado, y esto se puede predecir con el diseño de la tienda. 

El diseño de tienda permite analizar casos como si un área específica carece de ventas; tu como minorista puedes reorganizar las categorías de productos para cumplir con los objetivos de ventas. Por lo tanto, los objetivos del diseño de una tienda es crear áreas con productos asociados entre sí para impulsar la compra y al mismo tiempo, colocar la mayor cantidad de productos en el piso de venta con una combinación de precios y nivel de rotación del producto. 

Por ejemplo, un televisor de pantalla plana de alto precio se ubica con accesorios de bajo precio relacionados al televisor. Además, los artículos de alto precio pueden tener más espacio de venta, mientras que los artículos de bajo precio pueden apilarse en un mobiliario especial para colocar más productos en el piso.

Impulsa las ventas adicionales

El diseño de la tienda organiza las categorías de productos de manera que el cliente encuentre los diferentes artículos que busca en un solo lugar. Además, permite ubicar productos en lugares claves para que el cliente los compre en caso que lo olvidó en su recorrido. 

De la misma forma, permite ubicar productos complementarios o similares en la proximidad, para que el cliente esté más inclinado a comprarlo. 

Un ejemplo, puede presentarse en una tienda de ropa, ubicar los guantes, gorros y bufandas de diferentes diseñadores en un solo lugar en la época de invierno. Esta es una forma de generar ventas adicionales.

Contribuye a la prevención de robos

La prevención de robos y hurtos es otro propósito del diseño de la tienda.  A través de esta práctica se puede establecer que los artículos de alto valor se guarden en vitrinas cerradas o que los artículos pequeños se pueden exhibir en un mueble especial o en una sección designada donde haya más apoyo de seguridad. 

En algunos casos, en el diseño de la tienda se coloca en la salida un área de seguridad o varios elementos que requieran una maniobra adicional para salir, lo que dificulta huir de la tienda con mercancía robada.

Fomenta actitudes positivas

La mayoría de los minoristas quieren que los clientes se sientan a gusto y cómodos cuando compran, de modo que transfieran los mismos sentimientos a los artículos que compran. El diseño de la distribución de la tienda puede determinar qué emociones se evocan en la experiencia de compra. 

Factores como la disposición de la mercancía, los colores de los accesorios y el espacio del pasillo afectan si a un cliente le gusta una tienda y, por lo tanto, la frecuenta.

Mientras, que los elementos de gran altura restringen la visibilidad y pueden causar ansiedad en los compradores, ya que se ven obligados a navegar por todos los pasillos.

Por ejemplo:  en las tiendas de ropa, una tienda con diseño congestionado o donde los accesorios están demasiado juntos puede crear tensión y apresurar a los compradores a salir o realizar la compra. Los diseños abiertos donde la mercancía es visible pueden eliminar la tensión, lo que hace que los clientes quieran comprar por más tiempo.

En resumen, el diseño de la tienda brinda numerosos beneficios, además que te permite ver la tienda desde otra perspectiva para la toma de decisiones. Es fundamental que cuentes con tu documento de diseño de la tienda. Analiza tu plano, observa como la gente transita, como están ubicados los productos, qué oportunidades de mejora ves. Realiza este tipo de análisis periodicamente y verás como el ambiente y las ventas de tu tienda mejorarán. 

Compártelo...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *